Elegir las redes sociales dónde más rendimiento puede obtener una empresa dependerá, principalmente, de su actividad, su público objetivo y su contenido

Las redes sociales se han convertido en una herramienta de comunicación cada vez más usada, también por la empresa.  En todo el mundo se calcula que más de 3.000 millones de personas usan las redes sociales de forma recurrente. Este auge en el uso de las redes sociales ha hecho que cada vez sean más las empresas que deciden usarlas para interaccionar con sus públicos.

Y de hecho, las redes sociales no solo sirven para mantener contacto entre la empresa y los clientes, sino que también suponen una plataforma eficaz para transmitir el valor de marca y fomentar el comercio electrónico. El auge sostenido del uso de internet y las redes sociales por parte del internauta también ha comportado un incremento sin precedentes del ecommerce. En concreto, según un  estudio de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución, el ecommerce crece a un ritmo del 25%. Un crecimiento que es prácticamente 10 veces superior al auge del comercio en general (2,4%). En 2019 el comercio electrónico superó los 22.968 millones de euros.

Así pues el ecommerce, que apenas tenía presencia en España en 2010, ha revolucionado en menos de una década el comercio español. Una revolución que empuja a muchas empresas a tener presencia en las redes sociales. Sin embargo, antes de abrir un perfil de empresa en cualquier red social, es preciso considerar qué plataformas son idóneas para su negocio.  Para realizar dicha consideración es recomendable seguir los siguientes dos pasos.

Paso 1: Crear el perfil de cliente ideal  

Para elegir las redes sociales que necesita una empresa, en primer lugar es preciso aclarar los servicios o productos que se ofrecen y, sobre todo, la imagen que se quiere transmitir en internet. Para ello, resulta eficaz realizar un ejercicio de creación del perfil de cliente ideal para el negocio. Para elegir las redes sociales idóneas para la empresa debemos conocer los rasgos principales de nuestro público objetivo. Delimitar la edad, la zona geográfica y el poder adquisitivo serán los tres rasgos principales. Posteriormente, deberemos descubrir las preferencias y los gustos de nuestro público. Finalmente, nos deberemos preguntar cuáles son  (o deberían ser) las motivaciones que llevan a ese cliente a elegir nuestra empresa.

Paso 2: Analizar las características de las redes sociales

Una vez delimitado el perfil y las características de nuestro cliente ideal, es momento de analizar en qué redes sociales debería tener presencia nuestra empresa. Para facilitar la elección, podemos separar las principales redes sociales en dos grandes grupos: las B2B y las B2C. Si nuestro negocio se dedica a ofrecer productos o servicios a otras empresas (B2B), seguramente Linkedin y Twitter serán dos redes sociales imprescindibles. Por el contrario, si la empresa se dedica a ofrecer productos o servicios al consumidor, Instagram, Facebook o Pinterest pueden ser buenas opciones. En todo caso, esta será solo una variable a tener en cuenta, y no la única.  

Facebook

Facebook es todavía hoy la red social más popular del mundo. Más de 2.400 millones de usuarios tienen cuenta en esta plataforma. Su popularidad es un elemento a tener en cuenta, pero no es el único. De forma genérica, Facebook está enfocada al consumidor. Sus usuarios son, mayoritariamente, de edad media y destacan las personas de entre 32 y 45 años. Se trata de una red social enfocada al ocio y entretenimiento. Se trata de una red social indispensable para empresas destinadas al comercio y a la restauración.

Youtube

Youtube sigue siendo la segunda red social más utilizada del mundo con cerca de 2.000 millones de usuarios. Se trata de la mejor opción para conseguir que tu contenido sea viral. El público es algo más joven que el de Facebook, pero no tanto como Instagram. Si tu empresa quiere usar las redes sociales para explicar cómo funcionan los productos o como se realizan, debes estar en Youtube.

Instagram

Se trata de la red social del momento y es una buena plataforma para transmitir tu imagen de marca. Su público es más joven que el de otras redes sociales, como Facebook, Linkedin o Twitter. Los usuarios valoran la funcionalidad y su carácter visual, por lo que deberás contar con buen material audiovisual. Se trata de una red social ideal para empresas dedicadas a ofrecer servicios o productos al público en general, especialmente a los jóvenes. Si tienes un restaurante o una empresa de moda, debes estar ahí.

Pinterest

A pesar de que Pinterest no tenga el peso en número de usuarios ni influencia que las demás redes sociales, puede ser una buena opción si tienes una tienda online. Se trata de una red social con una tasa de conversión muy alta. Es decir, los usuarios de Pinterest buscan productos concretos en esta red social.

Twitter

Hasta ahora hemos visto tres redes sociales muy enfocadas al B2C. Y antes de tratar la red por antonomasia del B2B, cabe destacar Twitter. Se trata de la red social del debate y la inmediatez, y puede ser considerada como un hibrido entre ell B2B y el B2C. En todo caso, es la mejor red social para mejorar la atención al cliente y la divulgación de contenido no estrictamente comercial. También se trata de una red social muy vinculada a la actualidad. Por lo tanto, si tu empresa se encuentra en un sector mediático Twitter será una red social indispensable.

Linkedin

Finalmente debemos considerar Linkedin. Se trata de la red social B2B por excelencia. Actualmente cuenta con más de 660 millones de usuarios, que la utilizan para temas relacionados con el trabajo y los negocios. Si tu empresa ofrece servicios o productos para otras empresas Linkedin es indispensable. También es una buena opción para consultoras de recursos humanos o empresas de formación.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.